I Encuentro Nacional de los núcleos del CESYC – Eje Regional Kerepakupai Vená

Prensa CESyC

Palabras de Apertura

Panorámica de la asistencia a la instalación y conferencias

foto-9
NA Horacio Ducharne, expositor Prof. Antonio Salloum

grupo-1

Mesa de Trabajo 1

grupo-2

Mesa de trabajo 2

grupo-3

Mesa de trabajo 3

grupo-4

Mesa de trabajo 4

CONCLUSIONES MESAS DE TRABAJO/ PREGUNTAS GENERADORAS:

1.- ¿Cómo se define el aspecto social y cultural desde la investigación militante?

Es necesario aclarar, en primera instancia, que cualquier reflexión en torno a la investigación militante debe comenzar por la revisión de las concepciones que subyacen tanto en lo epistemológico y teórico como en lo metodológico del proceso investigativo, en conjunción con la investigación en ciencias sociales y en el marco de los paradigmas vigentes. Además, es un hecho aceptado que, desde hace unas décadas, la investigación socio-educativa se encuentra en una disyuntiva histórica muy rica e interesante, pero a la vez muy polémica.

En esta coyuntura se postula el rescate del sujeto en la investigación y su importancia, la valorización de las prácticas cotidianas particulares, la ética ambiental y la comprensión de lo humano desde la inter-subjetividad y la interdisciplinariedad. Dicho así, esta coyuntura lanza un reto a la región para que produzca textos con especificidades culturales propias y, mediante ellos, asuma la posición que le corresponde en el debate internacional. Es urgente que levantemos nuestra voz para que se nos oiga y nos oigamos.

Las grandes contribuciones latinoamericanas al pensamiento contemporáneo y a la investigación (teoría de la dependencia, educación popular, filosofía y teología de la liberación, investigación participativa, el pensamiento epistémico, los estudios sobre culturas populares y comunicación) no se generaron desde las prácticas académicas más fieles y exegéticas de las corrientes teóricas, metodológicas y canónicas provenientes de los países centrales. Han surgido desde la necesidad sentida de comprender problemáticas propias del continente, por parte de intelectuales e investigadores comprometidos con prácticas y opciones políticas progresistas, que han reivindicado la tradición de pensamiento latinoamericano, a la vez que la apropiación crítica e imaginativa del legado intelectual occidental.

Desde esta voluntad, la investigación debe potenciar ciertos principios básicos como la rectitud, la equidad, la integralidad, la honestidad y la confianza, lo que se traducirá en calidad, productividad y relaciones fructíferas. Para ello se considera que los tres grandes pilares en los que se puede sostener el investigador militante son: la ética, la persistencia y la coherencia entre el decir y el hacer.

Atendiendo a estas afirmaciones y a la información que se deriva se entiende, a la investigación militante como una producción de formas de conocer y de hacer que tienden a construir, desde situaciones concretas, el mundo que soñamos. De acuerdo a lo planteado, para la investigación militante, es fundamental la identificación de problemas puntuales del entorno, e impulsar una lucha activa para alcanzar resultados a corto, mediano y a largo plazo. Por lo tanto, el aspecto social y cultural debe ser analizado bajo una perspectiva amplia y real, dirigida a la producción de condiciones para facilitar la organización de recursos humanos y materiales en el CESYC.

Ahora bien, lo nuevo, el mundo que soñamos, la sociedad del futuro que buscamos no llegará mágicamente ni de modo externo a los seres humanos que la anhelamos; es (o debe ser) construida cotidiana e integralmente en todos los ámbitos de nuestras vidas, desde abajo, desde la raíz de los fenómenos y procesos de la vida social, fundando y construyendo a la vez, nuevas relaciones sociales cuyo funcionamiento rompa radicalmente con la lógica del funcionamiento del capital y resulte, por tanto, fundante y constituyente de nuevas relaciones sociales (económicas, políticas, culturales, éticas, entre otros) y de un nuevo poder popular revolucionario (democrático, participativo, horizontal, plural, múltiple, diverso y articulador).

Por otro lado, dicha investigación, en tanto posición ético-política, tiene como presupuestos principales el compromiso con la transformación social y la consideración del otro como compañero de lucha y no como objeto de estudio. Ello trae consigo, un sistema de actuación donde se creen las condiciones para que las personas contribuyan al máximo, con su talento, esfuerzo y dedicación. Además, se podrá asegurar un desarrollo endógeno, cuyos resultados pueden propiciar el balance entre conocimiento universal con soberanía nacional, libertad de investigación con compromiso de país, desarrollo tecnológico con sustentabilidad, innovación con tradiciones, saber científico con saber tradicional y visión de futuro con respeto por el pasado.

2.- ¿Cómo debe ser la concepción epistemológica, metodológica, ontológica y teleológica del CESYC?

La epistemología de acuerdo a un análisis particular, puede considerarse como la ciencia que estudia la historia de las ciencias y la ciencia misma. La misma, aunada al factor ético-político, en el CESYC debe estar direccionada hacia la búsqueda de alternativas que estimulen el desarrollo local y nacional, alternativas que necesitan en la actualidad de una revisión exhaustiva y de una redimensión global, es por ello que la concepción epistemológica en la investigación militante debe fundamentarse en la construcción crítica y analítica, respondiendo a la realidad social del contexto en que se desarrolle. Esta debe ser colectiva, participativa y protagónica en todos sus niveles; por lo que la participación debe ser comprometida con un alto contenido político.

Desde el punto de vista metodológico, irrumpe con la metodología tradicional positivista, en este sentido, resulta relevante discernir sobre el tema: ¿Se pone en marcha la puesta en práctica de acciones conjuntas que eleven el desarrollo local?¿Existen relaciones adecuadas de comunicación efectiva entre los sectores de la comunidad universitaria?¿Existe el aporte de los mismos dirigido a la obtención de resultados en un tiempo específico?¿Existe una real y efectiva divulgación de saberes?¿Qué acciones se planifican para divulgar saberes?¿Se concretan planificaciones consensuadas dirigidas a la obtención de recursos?¿Existe colaboración de una producción y recreación de saberes?¿Cuál es la efectividad de las discusiones realizadas en el CESYC?¿Se evalúan los avances de las investigaciones?¿Resultan prioritarias las investigaciones que se están realizando? Las respuestas a esas preguntas ayudarían a definir un camino metodológico, puesto que, las acciones metodológicas deben partir desde el sujeto social transformador, respondiendo primeramente a las necesidades territoriales, la temporalidad y las relaciones sociales (necesidades, sentimientos, emociones y otras expresiones genuinas del pueblo incluyendo los valores espirituales de lo tangible e intangible). Desde el punto de vista ontológico, es preciso analizar la motivación y el compromiso de los investigadores del CESYC como intelectuales orgánicos y analizar los factores que inciden en los resultados de las investigaciones, pues, la ontología debe ser un proceso continuo, permanente y dialéctico, dinámico e inacabado del Ser, debido a que un ser creativo está en constante búsqueda de la verdad de acuerdo a la realidad y el contexto histórico que lo rodea. Finalmente, en cuanto a la visión teleológica, es de resaltar que hay un proceso que nació en el año 1999 con la refundación de la Patria (nueva constitución), para la construcción de una nueva sociedad que permita formar el nuevo hombre, en otras palabras es una construcción de una nueva civilización desde una visión revolucionaria y social. Por estas razones, se hace imprescindible que desde lo teleológico podamos revisar constantemente si el CESYC toma en consideración como origen y destino del quehacer científico los siguientes documentos: Carta Magna de 1999, Ley Plan de la Patria 2013-2019 y Documento Rector y Reglamento General de la UBV, como documentos que direccionan el desarrollo local, regional y nacional.

En síntesis, el CESYC debería ser epistemológicamente socio-crítico, trascender a las ciencias naturales y culturales y donde la verdad esta en continua revisión. Metodológicamente tiene que ser de acción y participación, donde el trabajo académico este al servicio de la sociedad, para conocerla, vivirla, explicarla, comprenderla y cuidarla, porque el hombre sin sociedad no tiene futuro. Y la sociedad no puede existir sin seres sociales. El CESYC debería ser ontológicamente humano-céntrico, primero va la gente despues lo administrativo, el CESYC no puede ser ajeno a la vida de sus miembros, el CESYC debe sufrir lo que sufren sus miembros, debe disfrutar lo que disfruten sus miembros, el CESYC debería ser la 4 tribu que brinda protección y cobijo a sus cesyctas, y los cesyctas protegerán y cobijaran al CESYC, porque el CESYC esta en ellos. Y teleológicamente, el CESYC debe cumplir el Plan de la Patria, contribuir a la transformación de Venezuela hacia una verdadera sociedad de derecho y de justicia social.

3. ¿Cómo ha sido la relación y encuentro con el sujeto histórico desde el acontecer investigativo de los núcleos académicos?

La Universidad Bolivariana de Venezuela con sus más de doce años de existencia no cuenta con muchos aportes científicos, tecnológicos y educativos efectivos para la sociedad venezolana. Es cierto, que hay miles de egresados en diferentes áreas del conocimiento tanto a nivel de pregrado como de postgrado pero tan bien es cierto que poco se sabe del destino y la incidencia de esos egresados en el quehacer nacional. Se considera que el CESYC debería ser una entidad del pueblo venezolano, para el pueblo venezolano y por el pueblo venezolano, que ayude a la UBV a cumplir su rol transformador de la sociedad venezolana. Para conseguir esto, es necesario que el CESYC aglutine sinceramente la comunidad científica universitaria que incluye estudiantes y pueblo en general, además de los profesores que hoy día nos encontramos en los diversos Núcleos Académicos. El CESYC como instancia que nace y subsiste por los Núcleos Académicos, debería ser una entidad comunal, no burocrática, no mercenaria, no un archipiélago, pues, desde la diversidad de sus miembros pertenecientes a distintos Núcleos Académicos se ha de promover el compartir de ideas, intereses y emociones, dar oportunidades para la interacción social, donde se prefiere la creatividad a la formalidad, donde se reducen las diferencias jerárquicas, con una cultura de “transformar”. El CESYC debería ser una entidad que rompe paradigmas, clichés, que condena el chisme y la politiquería, una entidad que haga que sus miembros tengan un sentido de propósito común, que sabe demandar el compromiso de sus miembros para la acción transformadora.

Nuestra experiencia directa desde cada Núcleo Académico, muestra más bien como la UBV pareciera tomar un perfil escolástico burocrático donde el cumplimiento de horarios y el llenado de formularios fuesen el centro de atención de la universidad y no como reza la propia Ley de Universidades: “Una comunidad de estudiantes y profesores en busca de la verdad”.

De allí pues, que desde cada Núcleo Académico en la sede Bolívar NAETMP (ESTUDIOS TRANSDISCIPLINARIOS MANUEL PIAR), NAHD (HORACIO DUCHARNE), NAJR (JACKELINE RODRÍGUEZ), NATIL (TECNOLOGÍAS de INFORMACIÓN LIBRE), NARM (RORAIMA MERÚ), NAASEG (ANIMACIÓN SOCIOCULTURAL EUCARIO GARCÍA), que conforman el CESYC, se visualiza la relación y encuentro en el sujeto histórico a través de la relación participativa y protagónica con las comunidades, en función de sus necesidades, lo cual expone formar innovadores en las investigaciones, partiendo del hecho, de que todos son 5 investigadores, por eso se asume la visión participativa, además de ser cualitativa, donde las comunidades indican necesidades y también aportan respuestas, compartiendo así las experiencias y el proceso de aprendizaje, bajo esas premisas la UBV, por medio de los docentes, administrativos y estudiantes direccionan el conocimiento científico, pero sin dejar el conocimiento empírico que llevan las comunidades además de agregar la participación socio-política y cultural. Ahora bien, Ciudad Bolívar ha realizado esfuerzos encomiables para la producción y divulgación de saberes a través de la revistas arbitradas Orinoco Pensamiento y Acción, Venezuelan Scientific Research Reports y eventos de interés científico como Talleres de Formación, elaboración de jabones artesanales, el I Taller de Metodología Cualitativa, así como el asesoramiento de trabajos de grado estudiantil, y de ascenso académico de diferentes miembros hacia la concreción de un estudio integral y proyectivo de Ciudad Bolívar. Esta rica experiencia nos ha permitido explorar y conocer los diferentes aspectos resaltantes de la sociedad y la cultura angostureña en particular, y venezolana en general, y nos ha convencido acerca de la imperiosa necesidad de impulsar el Proyecto Angostura (PA) con sus aristas sociales, políticas, económicas, tecnológicas y ambientales que a través de un kernel de investigadores residentes pueda descifrar las auténticas características de un pueblo esencialmente benefactor- humanitario, que protege a los débiles y es generoso, que trabaja sin prisa y con pausa, delicado de sentimientos y sin pretensiones, pero que reacciona ante la globalización, la migración, el individualismo, la hibridización y la violencia social. En el marco del PA, La reconstrucción socio-histórica de la realidad, adelantada por el NAHD ha permitido valorar aspectos inéditos y tácitos de Ciudad Bolívar así como reconocer las áreas que requieren atención. Esta experiencia está siendo plasmada en una guía metodológica para el desarrollo de las comunidades, co-editada con otras universidades, y que ha captado el interés internacional. Mucho camino queda por recorrer en el Proyecto Angostura pero con constancia, trabajo y paciencia seguiremos en esa investigación militante. Y el recorrido se haría más rápido con apoyo institucional y recursos.

En este mismo sentido, desde el núcleo académico Tecnologías de Información Libre (NATIL), el sujeto histórico ha sido participante activo, en diferentes actividades investigativas y académicas, jornadas que se han desarrollado en los espacios de la UBV, específicamente en el PFGIGS, laboratorios, Biblioteca Manuel Piar, comunidades, entre otros, estos han sido desarrollados desde las líneas de investigación del NATIL, se observa relación directa del sujeto histórico desde la educación mediada por las tecnologías como línea que ha permitido desarrollar entornos virtuales de aprendizaje como apoyo a la actividad docente y al proceso de enseñanza-aprendizaje, donde el estudiante UBV ha sido participante activo de estos espacios. Asimismo el desarrollo de software educativo como apoyo a la actividad docente para la educación primaria en áreas como historia de Venezuela y matemáticas. Es un reto para el núcleo generar nuevos espacios de acción para 6 promover el uso de Tecnologías de Información Libre en comunidades del Municipio Heres, Caseríos, Instituciones Públicas, Privadas, gubernamentales, así como la publicación de artículos científicos en las revistas del CESYC, para divulgar lo que se está haciendo desde el núcleo y por consiguiente desde el CESYC, en relación y encuentro con el sujeto histórico.

4.- ¿Cómo puede contribuir el CESyC a subvertir la investigación conservadora para impulsar los procesos de emancipación social en nuestras comunidades?

Primeramente se deberían promover ambientes de diálogos de saberes donde la comunicación entre universidad y comunidad sea la base de las relaciones humanas para propiciar un aprendizaje significativo, para así ir transformando nuestra universidad en un verdadero espacio de formación, donde el proceso educativo se convierta en una experiencia de conocimiento y vida en base a una realidad, de manera que este aprendizaje llegue a las comunidades promoviendo la comunicación, el trabajo colaborativo, articulados con elementos sociopedagógicos como la acción y el aprendizaje dialógico para impulsar la emancipación de los ciudadanos.

En segunda instancia se puede considerar para impulsar el proceso de emancipación a los colectivos de investigación (Centros de Estudio y sus Núcleos Académicos), ya que los mismos son organismos sociales, dinámicos que interactúan desde la incertidumbre para emprender acciones investigativas y formativas en colectivo, buscando respuestas a las necesidades sociales de una localidad, reinventando modos de vidas y entendiendo que somos parte de esos fenómenos sociales. De allí que estos colectivos están llamados a reconocer las complejidades de los nuevos procesos sociales, surgimiento de nuevos actores sociales propiciando la deconstrucción y construcción de teorías vinculadas a la identidad, tradiciones y cultura; bajo un trabajo colectivo articulando alternativas de solución y promoviendo la participación, acción y diálogo entre los actores involucrados (colectivos de investigación-universidad-comunidad), contribuyendo con este accionar a la emancipación de los ciudadanos desde sus localidades.

¿Cómo materializar esta propuesta?

1. Es necesario sincerar a nivel normativo, como emprender procesos de autogestión o cualquier actividad socioproductiva e incluso cooperación internacional que nos permitan generar las condiciones materiales adecuadas para el desarrollo de las investigaciones.

2. Resaltar la importancia de que se vinculen las autoridades institucionales (regionales, nacionales e internacionales) para propiciar condiciones para 7 la autogestión de los diferentes colectivos de investigación que hacen vida en la universidad.

3. Las políticas de investigación deben ser generadas desde los colectivos de investigación adscriptos a los centros de estudio.

4. Crear estrategias desde los centros de estudios para la cocreación del conocimiento.

5. Activar los mecanismos de comunicación disponibles para la socialización de los procesos investigativos desarrollados desde cada colectivo.

6. Colocar en revisión y “sospecha” los enfoques, métodos, metodologías, técnicas e instrumentos empleados hasta el momento en los diversos procesos de investigación.

7. Crear líneas de investigación que propicien procesos de formación en los investigadores, para formar investigadores críticos capaces de transformar la realidad.

DOCUMENTO GENERADO DE LA REFLEXIÓN EN MESAS DE TRABAJO PARA RESPONDER A CADA PREGUNTA GENERADORA. VOCEROS: Profa. María Elena Bucarito (NATIL), Prof. Andrés Gómez (NAJR), Profa. Eladia Hurtado (NAETMP), Profa. Naibeth Sánchez (NAETMP) y Profa. Detsy Sifontes (NAHD) vocera electa para lectura y consignación de la reflexión final.

Clausura del evento

Anuncios