I Encuentro Nacional de los núcleos del CESYC – Eje Regional Heroina Juana la Avanzadora

Prensa CESyC

Acto de instalación y Conferencia er-hja-5er-hja-4er-hja-3er-hja-2er-hja-1

¿Cómo define el aspecto social y cultural desde la investigación militante en la Universidad Bolivariana de Venezuela?

Lo social y cultural es el marco referencial de la realidad en la cual nos vamos a insertar. Este contexto es el que nos define las características donde se presentan los problemas que gatillan el proceso de conocimiento y este conocimiento está dirigido a la resolución de problemas que surjan del seno de las contradicciones de una sociedad que fundamental son desiguales y contradictorias, por lo que el carácter militante de la investigación está enfocado en cambiar los fundamentos sociales y culturales que reproducen los mecanismos de control y dominación
Partiendo del discurso de la acción como un elemento preponderante para entender el dinamismo que genera la investigación militante ante el quehacer del sujeto dentro del ámbito comunitario, esto coadyuva en las experiencias que se generan desde la UBV, ante las realidades que emergen y que por ende se convierten en intereses para la investigación, éste último, aplicado para generar satisfacciones personales o en su defecto colectivo. Ante esta percepción se puede definir una nueva manera de interactuar entre el actor social y el investigador conllevando una serie de situaciones que se generan desde su aplicabilidad, un ejemplo de ello es que lo social permite reconocer sus diferentes contextos (una realidad, una necesidad, una solución) ¿o cuál sería el verdadero rol de un militante?. Ante esta premisa convendría direccionar a la UBV con una intención investigativa capaz de responder al cambio y transformación de la comunidad, el barrio, la urbe, por cierto, aún no ha sido incursionado o modificado ante estos nuevos discursos en su totalidad, simplemente nos hemos abocado a visualizar sin ejecutar, a comunicar sin escuchar, a discutir sin construir, por ello es necesario una nueva fase metodológica que permita cambiar los intereses del (externo), cuando muchos de nuestros investigadores se asumen desde esa condición.
Siendo importante, entonces considerar una nueva perspectiva, que permita direccionar y posicionar el poder popular ante un nuevo proceso o enfoque que dictamine una manera de entender el espacio social respetando su condición filosófica y su idiosincrasia. En este sentido se debe tomar en cuenta las distintas realidades, donde se realiza la investigación así como el contexto histórico, ya que cada una posee características y problemáticas diferentes y la dinámica exige que se aborde de manera distinta. Es importante tener en consideración todos los aportes que realicen los sujetos (comunidades, estudiantes, organizaciones, profesores, instituciones, entre otros), como elementos claves que de una u otra forma van a contribuir a la transformación de sus propias realidades.
Dura batalla, que implica no solo una reflexión sino una asunción de una nueva postura, deslastrándonos de los viejos paradigmas que nos encasillan a esquemas, modelos, reglas, normas.

Diversos momentos de las presentaciones de los Núcleos del Eje Regional

¿Cuál es la concepción epistemológica, metodológica, ontológica y teleológica del Centro de Estudios Sociales y Culturales?

En lo ontológico se responde a la interrogante ¿Cuál es la naturaleza de la realidad y por tanto qué podemos conocer de ella?, en este sentido, se entiende que la realidad es un entramado de significados que en constante construcción que parten de los agenciamientos colectivos de enunciación a través de los cuales cada individuo da cuenta de su existencia en un continuo hacer y recrear al mundo que observa y desde donde se observa él mismo. Los significados que le otorga a la realidad son construidos y mediados en colectivo generando una visión compartida de esa realidad. El investigador se inserta en este complejo mundo como un participante más que construye conocimientos sobre la base de recrear su propio mundo en el imaginario social de los espacios comunitarios que son investigados. De aquí que la investigación sea monista, no acepta dicotomía entre sujeto y objeto. Al contrario el conocimiento se construye a partir de relaciones dialécticas intersubjetiva. El investigador es un actor más dentro de una realidad en la que él es parte de lo que se investiga. Siendo intersubjetiva la relación entre el que conoce y lo que se conoce, se establece una fusión entre lo ontológico y lo epistémico. En este contexto, ¿Cómo puede el investigador ingeniárselas para conocer lo que piensa que puede ser conocido? Sólo desde una perspectiva de investigación activa esto se hace posible. Por ello, el abordaje metodológico es multimetódica, flexible. El investigador no es seguidor de un método, al contrario el método sirve a sus intereses, nada es concebido a priori y el conocimiento se produce in situs. Es por ello necesaria la capacidad autoreflexiva del investigador que permita abrir el abanico de posibilidades metodológicas, pensar en una visión multimetódica con énfasis en los aspectos cualitativos, desarrollando estrategias para incorporar los aportes de los actores comunitarios.

Desde lo epistemológico, el conocimiento se produce partiendo de la problemática de las comunidades, a través del intercambio de saberes entre sujetos, integrando esos saberes del poder popular con el saber científico para transformar la realidad y construir el modelo social que la revolución necesita. Para ello se debe apuntar a la congruencia entre el discurso emancipador y la práctica investigativa que evidencia principios como el respeto a los saberes populares. Desarrollando un marco de referencia teórico que surja de los procesos de integración de los saberes en el proceso de lucha de la comunidad por combatir las desigualdades y contradicciones de las cuales surgen sus problemáticas, y los aportes de sistematización e interpretación que proponen los investigadores provenientes de la universidad.
Desde el punto de vista teleológico, la investigación activa es dialógica, dialéctica, participativa. Toda actividad dirigida al desarrollo de las potencialidades, y del espíritu crítico, a la toma de conciencia social, al crecimiento del sentido de responsabilidad social y, en resumen, a la formación de ciudadanos libres para acceder al bienestar social, es forjada desde la política. Que en su esencia muestra la visión transformadora de la práctica.

¿Cómo ha sido la relación y encuentro con el sujeto histórico desde el acontecer investigativo de los núcleos académicos?

Teniendo en cuenta la visión que el sujeto histórico planteado por Zelmenman, este tiene conciencia de esos procesos, y se compromete con la transformación de la realidad. En ese sentido hay que precisar cuál es el ámbito de investigación del docente en la UBV ¿Es una práctica en la UBI Proyecto? ¿Es el trabajo de grado que realizó en su estudio avanzado? Consideramos que debemos partir de estos aspectos para identificar si nuestra investigación se realiza desde esa concepción; de esta forma se podrá profundizar el socialismo desde las comunidades para su apropiación y bienestar social pensando en el vivir bien.

El trabajo investigativo se parte de comprender que nos encontramos con actores sociales que en un proceso de transformación construyen al sujeto histórico. Entendemos que la estructura socioeconómica mundial se sustenta en la creación de sujetos heterónomos, individuos que se autodefinen por lo que producen y no por lo que son, con un estado de conciencia con el cual forma parte del intercambio productivo como mercancía adicional, perdiendo su identidad y convirtiéndose en sujeto cosificado. La investigación emancipadora en este contexto tiene como finalidad la conformación de un sujeto en permanente autodeterminación. De allí que la relación con el sujeto histórico desde el acontecer investigativo determina una firme e irrenunciable confrontación a cualquier forma de dominación que prive el sentido ético de libertad. Esta última se concreta en la satisfacción del colectivo bajo relaciones estrictamente de igualdad, solidaridad y respeto mutuo. Para ello desarrolla una conciencia crítica en constante revisión y formación, da un uso colectivo a su conocimiento y su práctica es un modo de vida cónsona con lo que predica como emancipador.
La relación y encuentro con el sujeto histórico desde el acontecer investigativo de los núcleos académicos se ha constituido en experiencias de investigaciones colectivas que se orientan hacia la separación o distanciamiento de modelos de investigación tradicionales, buscando la apertura de nuevos paradigmas de investigación y de acercarse a los saberes más allá de las limitaciones de las investigaciones de laboratorio. En este sentido el sujeto histórico ha avanzado en el empoderamiento de paradigmas innovadores que se corresponden con el sujeto, el conocimiento y la acción de investigación que trasciende de los núcleos hacia las comunidades, debido a que un sujeto histórico es aquel que tiene conciencia, que a éste no le basta con sólo ser un sujeto, sino que resalta en acciones sus valores intrínsecos, es un sujeto autónomo, heterónomo (como el que se presenta en la investigación positivista)

Para que haya transcendencia en la investigación a razón de dar cuenta de las contradicciones de la sociedad es imprescindible precisar quién es el sujeto que se involucra en la contradicción. ¿Cómo está constituida? ¿Cuáles son los referentes que tiene? A partir de allí se deben identificar los elementos los inherentes a la contradicción y apuntar la misma hacia el fortalecimiento de una subjetividad histórica que permitía identificar los elementos que subyacen en las relaciones que nos oprimen y dominan para substituirlo en camino a la emancipación.

En nuestra UBV el proceso investigativo en la universidad es desde proyecto comunitario, y este, aún no rompe por completo con la investigación conservadora debido a la falta de estrategias para dar continuidad y sostenibilidad de los resultados de dicho proceso. Algunos proyectos en la forma de darse el abordaje comunitario no denotan la vinculación del investigador con la comunidad.

Por otra parte, es necesario resaltar que hemos ido avanzando en el trabajo realizado por los núcleos académicos en cuanto al enfoque para el desarrollo de proyectos enmarcados en el área social, aun cuando pudieran verse solo técnico, pero hablamos entonces de una nueva técnica, una técnica socio política, por lo tanto, desde sus espacios se busca generar estrategias para la independencia y soberanía, conservación ambiental, partiendo siempre de los problemas reales de las comunidades, y que sustentados en lo político e ideológico en aras de la emancipación.

¿Cómo puede contribuir el CESyC a subvertir en la investigación conservadora para impulsar los procesos de emancipación social en nuestras comunidades?

El Centro de Estudios Sociales y Culturales (CESyC) como espacio en el que convergen núcleos académicos con investigaciones en diversas áreas (ambiental, informática, historia, comunicación, salud, hidrocarburos, entre otros), las cuales se enmarcan en la transformación social desde las comunidades, tiene la responsabilidad de contribuir con la formación de sus integrantes (comunidades, estudiantes y profesores), de tal manera que permita impulsar los procesos de investigación emancipadora, promoviendo la investigación militante y la defensa de la bandera revolucionaria.
Decir que la revolución en esencia es educación, compromete cada vez a la Universidad Bolivariana de Venezuela, y el CESYC, a concebir los procesos de investigación colectiva en las comunidades incorporando a sus integrantes como sujetos históricos, en sus distintos escenarios, lo que representaría el motor para el desarrollo de los proyectos comunitarios al poner en práctica los saberes construidos en, con y para las comunidades, los estudiantes y los profesores, en fin para sociedad.

En otras palabras, es necesario apropiarnos todos de las orientaciones para la formulación de proyectos comunitarios partiendo de la investigación militante como eje transversal de la formación, dejando de un lado la postura conservadora, acomodaticia, y aplicarlas para guiar no solo a sus estudiantes sino a todos los actores involucrados, en aras de la emancipación y transformación social, por tal razón el CESyC puede contribuir con la construcción de programas y actividades de formación en el ámbito de la investigación militante.

Estos procesos de emancipación a través de la investigación en las comunidades incorpora a profesores, estudiantes, habitantes, es decir el Poder Popular, organizando consejos comunales, comunas e instituciones del gobierno local, regional y nacional algo innovador- lo que nos diferencia de otras universidades en la forma de hacer investigación.

Anuncios