Identidad y Cultura desde el Proyecto Bigott en Barlovento: una Pedagogía de la Agitación

Por Lilia Ana Márquez Ugueto

Núcleo Académico y de Investigación Educación Popular liberadora “Luís Antonio Bigott”, Trenzas Insurgentes y Cátedra Libre África

Ponencia presentada en el panel: Epistemologías pedagógicas del Sur en la III Conferencia Clacso – Venezuela.

luis-bigott1. Resumen

Desde el primer momento que el Profesor Luís Antonio Bigott asume el Vicerrectorado Académico de la Universidad Bolivariana de Venezuela los vínculos con el núcleo académico Cátedra Libre África, se estrechan aun más. Y decimos aun más porque una de las tantas facetas de Luis Antonio Bigott se expresa en las investigaciones llevadas a cabo durante décadas en Barlovento, estudios sobre la africanidad en general en Venezuela y la convocatoria permanente desde su política agitadora a la organización de la descendencia afro en Venezuela. Como Integrante del Núcleo de Investigación de la Cultura Barloventeña funda el Centro de investigaciones con el mismo nombre.

A través de este espacio estrecha relaciones de amistad con activistas y luchadoras populares del movimiento afrovenezolano en la década de los 80: Casimira Monasterios, Beatriz Aiffil, Nirva Camacho; como director de la Fundación de etnomusicología y folklore, y de la Dirección de Artesanía se relaciona con Coreoarte, grupo de danza que nacía en la década de los 80 dirigido por Noris Ugueto y Carlos Orta, donde conoce a Flor Márquez, bailarina fundadora de la agrupación, actual coordinadora de la Cátedra Libre África de la UBV; todas estas mujeres afro son fundadoras y miembros activas del colectivo de mujeres negras, afrovenezolanas y afrodescendientes Trenzas Insurgentes. Importa entonces resaltar quién era para nosotras Bigott: lo recordaremos orgulloso de ser Maestro Normalista, Maestro Rural.

Así comenzó su recorrido por la senda educativa nacional e internacionalmente. Maestro de Educación Primaria, Profesor de Biología y Química. Profesor universitario de metodología de la investigación tanto en la Universidad Central De Venezuela en Caracas donde hizo carrera académica, como en la Universidad de Los Andes. Expandió sus fronteras pedagógicas teniendo incluso como maestros directos al colombiano Orlando Fals Borda y al brasileño Pablo Freire. Educador popular que hizo camino al andar: Centro América, Sudamérica, El Caribe, Europa; cultor popular defensor de los derechos de los artesanos, diputado al parlamento Andino, guerrillero eterno, coleccionista de testimonios, agitador de las conciencias, pedagogo desneocolonizador. Nos planteó que en procesos revolucionarios es de vital importancia el campo de la educación, pero sobre todo la Educación Popular. Así nos emplazó permanentemente a pensar en y desde América Latina con una nueva visión de la Educación Popular ligada a la irrupción de los movimientos populares tradicionales.

Para él es de vital importancia la formación de eso que llamaba cuadros científicos técnicos. En este su proyecto Barlovento, su propia sal revitalizadora, las Metódicas que creaba nos desafiaban a conocer la realidad que investigamos, y esta sólo se conocía “metiéndose en la candela”. Los educadores populares no tienen derecho a la muerte dijo en algún momento y eso se debía principalmente a que estábamos comprometidas y comprometidos a la construcción del bloque histórico emancipatorio, contra hegemónico, en nuestro caso como una nueva corriente política, la chavista. La Educación Popular entonces tiene como objetivo en Venezuela ayudar a la construcción del poder popular. Insistía, debemos entender que el conocimiento debe ser colectivo “Todo aquel que sepa algo que lo enseñe, todo aquel que no lo sepa que lo aprenda”.

2.Introducción

En 2014 la Vicepresidencia de Planificación y Conocimiento, solicita al profesor Luís Antonio Bigott el desarrollo del proyecto para los planes sectoriales impulsados desde esta institución, dirigidos a concretar a nivel de la realidad, el Plan de la Patria. Desde la Vice-rectoría Académica de la Universidad Bolivariana de Venezuela, el Profesor Bigott nos convoca a un grupo grande de profesores y profesoras que integrábamos los núcleos académicos de investigación, además de otras dependencias para que, como UBV contribuyéramos a la construcción, con el diseño y ejecución, de un Plan de Desarrollo Integral para Barlovento como subregión productiva, donde desde la institución convocante Vicepresidencia de Planificación y Conocimiento, se asignaba a la Universidad Politécnica Territorial Argelia Laya como eje impulsor y de coordinación de esta política in situ. UBV participa en tres áreas fundamentales del proyecto:

  1. Construcción de método de trabajo;
  2. Diseño de metodologías y metódicas para la producción de conocimientos, y
  3. Formación del personal técnico científico a nivel de las y los trabajadores docentes, de la Universidad Politécnica Territorial Argelia Laya, así como también de los integrantes de Consejos Comunales, Comunas, sector productivo, movimientos populares y cultores populares de esta territorialidad.

Hace casi dos años se realizó la Asamblea en la Universidad Politécnica Territorial Argelia Laya, el día 16 de diciembre 2014 para dar inicio al postgrado del Programa de Formación Avanzada (maestría y doctorado) en Ciencias para el Desarrollo Estratégico, de la Universidad Bolivariana de Venezuela, con un proceso de revisión colectiva y participativa de las y los posibles maestrantes/ doctorantes con temas que se pudiesen desarrollar como investigación; gratamente para este equipo inicial conformado por Luís Antonio Bigott, Maritza Capote, Ingrid Machado, Rosa Virgüez, Carlos Ramírez, José García, Luís Ramón Cedeño y Rosalba Mendoza, casi todos, vinculados a Barlovento en su afrodescendencia y productividad; 48 proyectos de investigación se precisaron en esta oportunidad, enmarcados dentro de los programas de formación avanzada en ciencia para el desarrollo estratégico, y aproximadamente 15 proyectos adscritos directamente a la línea de investigación estratégica coordinada por el propio Luís Antonio Bigott: cultura e identidad.

El proyecto Barlovento es concebido como un nuevo sistema de conocimiento que amalgama los saberes académicos con los populares; parte de la idea fundamental de desarrollar teoría y praxis desde el proyecto nacional, en este caso el referente específico es el Plan de la Patria. A partir de esta bitácora para la planificación de la nación, hoy convertida en Ley orgánica, se busca que la academia oriente el desarrollo o fortalecimiento de políticas que contribuyan a la transformación socialista de la región como zona de conocimiento productivo, vinculados a haceres nada ajenos para esta territorialidad: la pesca, siembra y cosecha de cítricos, de cacao, y el resguardo ecológico de la Laguna de Tacarigua para su incorporación dentro de los planes productivos, incidiendo en esa premisa mayor que establece generar conocimiento para cambiar la matriz productiva. En concreto, la Universidad Politécnica Territorial Argelia Laya es el espacio vinculante para esa propuesta de desarrollo territorial de su zona.

Como parte de la Revolución del Conocimiento esa transformación de la matriz productiva, arrancaría por estimular las potencialidades de cada región desde la planificación participativa, potenciando desde los territorios los 15 motores de la economía impulsados por el presidente Nicolás Maduro. Desde la Universidad Politécnica Territorial Argelia Laya el estudio de las propias capacidades productivas concretarían en contexto las distintas potenciales dentro de la subregión, esto es lo que se viene entendiendo como Distrito Motor, la posibilidad de fortalecer, vigorizar, incrementar desde un plan integral, las potencialidades que tiene como zona, su diversidad, donde los ejes territoriales pudiesen complementarse en una especie de autodeterminación económica regional, incluso con la posibilidad real de generar cadenas productivas, amplias, diversas.

mirandavBarlovento es llamado a ser una Zona de Conocimiento Productivo, la Universidad Politécnica Territorial Argelia Laya su centro de Investigación. Se requiere pues del desarrollo de las capacidades transformadoras del conocimiento, como parte inherente de formación de elementos estructurales, que contribuirían en esos esquemas de transición liberadora al Socialismo. Uno de los fundamentos necesarios, que nos vincula interinstitucionalmente al proyecto Barlovento es la Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo Socio Productivo de la Patria; desde la mirada de Luís Antonio Bigott la metódica para este proyecto, dependerá del conocimiento que tengamos del territorio, de allí la posibilidad concreta y real de poder cumplir con la adecuación del mapa del conocimiento al mapa productivo y de tecnología respectivo, en una direccionalidad histórica del plan de desarrollo económico y social de la nación, tal como lo expresa la Ley, y de impulsar como exige la Metódica de Bigott, una cultura real y concreta del aprendizaje colectivo.

Dialogando en el territorio: Bigott y Trenzas Insurgentes en Barlovento.

En este tiempo, y al paralelo Trenzas Insurgentes veníamos acompañando como colectivo la gestión de una de nuestras integrantes en el Centro de Atención y Formación Integral de la Mujer (CAFIM) de Barlovento del Municipio Brión, Marianela Frías también integrante del movimiento de Mujeres Afrobarloventeñas; de estos encuentros logramos levantar un cuadro inicial diagnóstico de la situación de algunas mujeres, sus familias y comunidades, desde sus propias percepciones, y junto a ellas enumeramos y debatimos las problemáticas.

trenzas-1-pp

Por suerte para nuestra investigación ellas mismas propusieron soluciones, que casualmente muchas estaban vinculadas a nuestras líneas estratégicas de acción. De las soluciones expresaron la necesidad formativa en aspectos tales como geo-historia (la barloventeñidad), autorreconocimiento étnico y marco legal. Pedían entonces vincularse con espacios de formación e instituciones que por un lado brindaran capacitación técnica y por el otro la orientación en el desarrollo de proyectos socio-productivos, así como también su financiamiento: La UPT Argelia Laya, U.B.V., M.P.P. Agricultura y Tierra, M.P.P. para la mujer, igualdad de género, Ciara.

En la actualidad desde el MPP para la Mujer e Igualdad de Género, específicamente desde el viceministerio de la Igualdad de Género y no discriminación, dirigido por la activista afrovenezolana Nirva Camacho, se viene convocando, en mesas técnicas, a las mujeres afrovenezolanas de todos los estados, para la creación colectiva de un programa denominado: Cimarroneando para la Patria.

Del mismo modo desde Barlovento y con el Ministerio del P.P para La Cultura, Marianela Frías, venía participando activamente en las mesas técnicas, que trajo como resultado la matriz generalizada región barlovento cultura e identidad donde se precisaron temas tales como: potencialidades, aspecto cultural, impacto, dificultades, escenario deseado, estrategias en fiestas, ceremonias y rituales, en organizaciones del poder popular, en agrupaciones y colectivos culturales, en espacios públicos, en el uso de plantas medicinales, en la cocina tradicional y siembra, con cultores o portadores de saberes, con docentes culturales y en la economía cultural de la zona. Esta matriz fue entregada a Luís Antonio Bigott y a partir de ese momento Trenzas Insurgentes se incorpora al trabajo desde el Proyecto planteado por el profesor.

Proyecto Bigott para Barlovento y la línea Identidad y Cultura

En una de esas conversas de nuestro colectivo Trenzas insurgentes con Bigott para precisar nuestra participación nos explica qué es y qué está siendo el Proyecto Barlovento. se trata pues de un decreto presidencial que abarca 5 ejes de la zona: Cagua-Mamporal (El Clavo, Marizapa, Mamporal), Capaya-Higuerote (Café, Curiepe, Tacarigua, Higuerote), Costero (San José De Barlovento, Río Chico, San Fernando, El Guapo, Paparo Y Tacarigua de La Laguna, El Guapo – Boca De Uchire (El Guapo Y Cúpira), Sur De Acevedo (Aragüita, Capaya, Panaquire); y 5 ejes temáticos: espacial/territorial, educativo, cultural e identidades, tecnológico, productivo.

Nos convoca a Trenzas Insurgentes a trabajar en el eje temático cultural e identidades, ayudando al grupo cursante de la maestría y el doctorado como comité popular de valoración de las propuestas, donde estimulemos los trabajos que apuntan el autorreconocimiento regional, étnico, cultural y guiemos los que carezcan de sentido de pertenencia y pertinencia hacia esa dirección; nos solicita a partir de la línea de acción mencionada, elaborar un programa de cultura e identidad dentro del marco socio productivo.

Nos solicita crear, diseñar e impartir un seminario donde se estudie la vida de Juan Pablo Sojo (Hijo), “padre de la afrovenezolanidad” y su novela Noche Buena Negra, ¿qué géneros musicales de Barlovento han desaparecidos y hay que recobrar? Recopilar las décimas de Cruz Maria Conopoy (Curiepe) y darle prioridad a estos trabajos de investigación sobre ambos personajes. Diagnosticar a la familia barloventeña, tomando como base y comparación lo descrito por Juan Pablo Sojo.

Por otro lado en esta línea de cultura e identidades, es necesario hacer un registro de la gastronomía de Barlovento y platear hacer siembra y resiembra de productos (rubros alimenticios) utilizados en la cocina típica de la zona que se están perdiendo (caso del cambur titiaro en la cafunga: bollito dulce hecho con cambur, papelón, coco, y anís dulce). Hay diversos proyectos de Barlovento que no se han concretado, habría que investigar cuales son, hacer un inventario (Oderi en Mango de Ocoyta, Planta Argelia Laya, Infraestructura en Frío de Carenero, etc.) Es importante precisar la publicación del material escrito por Casimira Monasterios.

A finales del 2015 y principios del 2016 la cátedra África se incorpora al Proyecto Barlovento, con esta línea que hoy estamos presentando. Dentro del amplio espectro investigativo que heredamos del pensamiento pedagógico de Luis Antonio Bigott, se encuentra la capacidad de hacer del hecho educativo una praxis agitadora, para la militancia en términos culturales, identitarios y educativos.

cateLo que presentamos en esta ponencia responde a las necesidades que la línea cultura e identidad, creada y dirigida por el propio Bigott, inicia a manera de diálogo con las actividades pedagógicas de Trenzas Insurgentes en espacios populares, dirigidas específicamente a mujeres afro. Desde este encuentro de trabajo en la territorialidad fuimos convocadas por Bigott al Proyecto Barlovento. Entre las integrantes de Trenzas Insurgentes que participamos activamente en el proyecto Bigott en Barlovento nos encontramos: Casimira Monasterios, Marianela Frías, Xiomara Cabrera, Flor Márquez, Beatriz Aiffil, y Lilia Márquez, esta última responsable de esta línea en la Cátedra Libre África.

De la pedagogía DE LA AGITACIÓN

Bigott en su libro HACIA UNA PEDAGOGÍA DE LA DESNEOCOLONIZACIÓN, dice que cuando habla de “Agitador – lo hace en la más clara y ortodoxia rodriguiana”, esto se refiere pues – a ese proceso de agitación histórica-. El profesor Alí Ramón Rojas Olaya afirma que Bigott creó la escuela desneocolonizadora, y en esa idea las y los militantes del pensamiento pedagógico agitador de Bigott, estamos adscritos.

hacia-una-pedagogia-de-la-descolonizacion
El libro: “Hacia una pedagogía de la descolonización”, fue la obra de Luis Bigott de mayor impacto teórico y el desmontaje de la visión positivista de la educación por parte de las oligarquías y el imperialismo norteamericano.

Nos interesa sobre todas las cosas llegar a exponer las premisas epistemológicas que contribuirían a consolidar eso que definimos una pedagogía de la agitación, y eso comienza por definir: A QUIÉN TOMA Bigott como “sujeto” de investigación en este proyecto: Por un lado, al personal UPTAL como ese EDUCADORINVESTIGADOR-AGITADOR, que viene definiendo desde la década de los 70 en su libro Educador Neocolonizado, recientemente reeditado por el Fondo Editorial IPASME, en enero de 2011. Amplia esta concepción en estos tiempos, escribiendo: “los educadores que para mi tienen que ser docentes- investigadoresagitadores van a tener la oportunidad de participar activamente en el presente y actuante proceso de transformación social… La Revolución Bolivariana reta al educador venezolano, a ser un docente – investigador-orientador-facilitador-promotor, con formación en educación universitaria. Un educador revolucionario. Pasar de la fase de educador “en sí” a la fase de educador “para sí”; debe desarrollar al máximo una toma de conciencia de su ser revolucionario, bolivariano” y agregaría yo Chavista. Las otras subjetividades que caminarían la investigación vienen a ser integrantes de consejos comunales, comunas, sectores productivos y cultores y movimientos populares en general, con ellas y ellos, se consolidaría el poder popular. La finalidad consistiría en constituir redes de diálogo popular, redes de comunicación popular, redes de necesidades y decisiones populares, que conjuntamente con esas y esos educadoresinvestigadores-agitadores, que se forman para poseer el conocimiento del área de trabajo, diseñarían y ejecutarían la estrategia para resolver problemas estructurales de vieja y nueva data en esta combativa territorialidad. Se cumpliría pues, la propuesta metodológica de Bigott inspirada en el Carácter de la Revolución Venezolana del profesor y filósofo Núñez Tenorio: a) el componente condicionante: (el proyecto de desarrollo integral de Barlovento); el componente determinante: (los sectores sociales impulsores del proyecto); el componente decisivo (la conducción, la dirección del proceso), como proceso de instrumentación de la política.

Núcleo Generador de la praxis pedagógica de Bigott

Entendemos que la metódica de la que tanto nos sigue hablando Bigott son los procesos mediante el cual nos vamos acercando, en específico en el proyecto Barlovento, al componente determinante: (los sectores sociales impulsores del proyecto) y los instrumentos que vamos construyendo para recoger información para que las redes se vayan conformando. Todo ese conjunto de procedimientos es pues lo que se denomina metódica, como parte del método que contiene dos elementos fundamentales la teoría y práctica, esta última determinante en la forma de investigar.

Nos dirá que “todo método en sí mismo lleva una concepción teórica, todo objeto lo es para un método y todo método lo es para un objeto, en consecuencia no es verdad que exista un único objeto de investigación…” afirmar que la sociedad se mueve a través de contradicciones, es una concepción teórica que produce métodos como el dialéctico. En el Proyecto Barlovento los métodos que necesitamos implementar son la educación popular como táctica y estrategia, así como también la investigación acción participativa, y ambas deben desarrollarse en un contexto, en una territorialidad, en una temporalidad con los sectores sociales impulsores del proyecto, esto es con el componente determinante.

Nos dirá: “no es posible la educación popular sin la investigación acción participativa, sin la inserción en una comunidad, como no es posible la IAP sino toma en consideración la cultura popular y la EP”. Una de las búsquedas incesantes de la metódica de Bigott es precisar los niveles de conciencia, insistía que tenían un movimiento: de la conciencia dominada ingenua, alienada, pasando a la conciencia pre-crítica esa donde se daría el instinto de clase, y agregaría yo desde el trabajo de Trenzas Insurgentes: de Etnia y género, y la conciencia crítica, capaz de diferenciar entre el análisis coyuntural y análisis estructural de la sociedad neocolonizada.

Pero he descubierto con el tiempo una fase oculta de la metódica de Bigott, no sé si por omisión (cosa que no creo de Bigott) o por ejercitarnos la conciencia permanentemente. Me refiero al componente ético de las y los investigadores de los sectores populares, es esa relación fundamental de la cual tanto nos hablaba entre teoría y práctica. Decía “Cuando yo estudio una comunidad me estoy estudiando a mí mismo, Es mentira lo de la objetividad científica, o sea la neutralidad, es decir plantearle a un cientista social que yo voy a ir a estudiar el Barrio Carpintero de Petare, entonces como yo voy al Barrio Carpintero de Petare, yo dejo en mi casa mi ideología y mis creencias las dejó aquí, cuídamelas un momenticos que no les pegue el sol. ¡No! yo tengo mi visión de la sociedad”.

Nos pregunta entonces: “¿a quién yo voy a favorecer con mi investigación? Porque no es lo mismo como Petra Flores ve la sociedad desde Manicuare que Lorenzo Mendoza… estamos frente a lo mismo con visiones distintas, él ve una cosa, Petra otra, esto es la concepción teórica del método”. Y para mí, estamos frente a la concepción ética de la metódica de Bigott, y lo afirmo así porque hay una reflexión diáfana sobre la conducta de la gente frente a la realidad, sobre el comportamiento de él y la científica social, sobre la actuación frente a la vida misma, y el proceder humano en el gran escenario de la vida. Otro de los aspectos relevantísimos de la metódica de Bigott es ese interés por la combinatoria que se producía entre el lenguaje popular con el lenguaje académico, era fundamental para el tipo de investigación que Bigott estaba construyendo.

Nunca olvidaremos en su largo anecdotario el encuentro con un indígena andino amazónico en Bolivia que le decía que mientras ustedes (los occidentales) dictan conferencias, nosotros los indígenas damos testimonios. La metódica de Bigott entendida como ética y procedimientos indiscutiblemente tendría un telos, una finalidad: la integración comunitaria.

Nos decía con frecuencia “Nadie transforma lo que no conoce, Tengo que conocer algo para poder transformarlo, entonces el conocimiento es importante. Entonces hay que caracterizar la comunidad donde se trabajará, donde se hará la investigación; qué cantidades de personas la habitan, qué producen, cómo producen, ¿Son dueños de los medios de producción?”

De esa realidad dialéctica, llena de contradicciones, emerge pues una metódica del acercamiento y del conocimiento, el qué y el cómo que puede levantarse desde la Educación Popular como componente táctico y estratégico a la vez.En su libro, Redes socioculturales recientemente reeditado por MPP para la Educación Universitaria conjuntamente con el Centro Internacional Miranda, enero de 2011, nos plantea que la metódica es construida sobre los supuestos siguientes: El humano como ser histórico, ser de relaciones: creador de cultura… “De allí la práctica como punto de partida del conocimiento… Es urgente iniciar una línea de trabajo centrada en una metodología de investigación que hunda sus raíces en el proceso vivencial… Intentemos una inserción más contemporánea en los procesos populares”. Esto es lo que los equipos que conformó Bigott para Barlovento estamos construyendo.

Concluyo por ahora diciendo que:

1.Desde las metódicas de Bigott, su pedagogía de la desneocolonización, su militancia comunista y su arraigo en lo popular, se encuentran en esa nueva Pedagogía que deseaba construir y que yo la llamo pedagogía de la Agitación, la estamos implementando los grupos de trabajo en el Proyecto Barlovento.

2.Esta pedagogía de la Agitación es parte integrante de nuestro quehacer docente: en el PIU, en la Unidad Básica Integradora Proyecto, en las unidades curriculares que impartimos, en las electivas, en el trabajo comunitario, por eso es que afirmamos que militamos activamente en el pensamiento pedagógico de Bigott.

3.Los grupos de trabajo convocados por Bigott esperamos que el componente decisivo (la conducción, la dirección del proceso) en estos momentos, nos convoque a las reuniones técnicas para darle continuidad y feliz término a nuestras investigaciones.

4.Y, finalmente para nosotras y nosotros, la búsqueda de una Pedagogía posible culmina con la metódica de Bigott, que es la que demanda constante transformación.

 

 

Anuncios